Cuando hablamos de riego, uno de los factores que no podemos subestimar  es sin duda el caudal del agua a disposición.

 

Para comprender mejor este tema es necesario partir  da  la definición de caudal: “En fluidodinamica, el caudal es la cantidad de sustancia que pasa en una unidad de tiempo una sección de área A”.

 

Aplicada al mundo de riego, esta definición general se convierte en: la cantidad de agua que la fuente hídrica es capaz de proporcionar de forma constante, suficiente para responder a las necesidades del cultivo. Este dato, en comparación con el consumo unitario del sistema, nos da el diámetro de las tuberías de flujo y la eventual subdivisión en sectores.

 

El caudal se mide en o litros por minuto o en metros cúbicos por hora. (Es fundamental saber que menor es el diámetro del tubo, menor será el caudal y entonces la cantidad de agua que, con la misma cantidad de tiempo, se distribuirá a las plantas).

 

El caudal  es la cantidad de agua que un aspersor puede distribuir trabajando a una cierta presión. Se mide en litros/minuto o en mc/hora de trabajo.

 

¿Cómo se calcula el caudal de su propia instalación?

 

Durante la fase de ejecución de la instalación, conocer el caudal permitirá diseñar el mejor el sistema de micro-riego.

 

Las modalidades de detección del caudal de agua pueden ser de dos tipos:

 

  • Utilizando un instrumento de medida, como el caudalímetro o el contador volumétrico;
  • Utilizando un método empírico, es decir un contenedor de capacidad conocida, y observando en cuánto tiempo – expresado en segundos – se llena. La fórmula es caudal = 60* LitrosRecipiente / Segundos Utilizados. = Litros/minuto

 

Medición de tubos para riego

 

El diámetro de los tubos para riego crea a menudo confusión, dado que podemos hacer referencia a el diámetro exterior como al interior. Además la medida puede expresarse en milímetros o en pulgadas.

Para no generar más confusión, recordemos que una pulgada equivale a 25,4 mm y nuestro consejo es el de basarse en el diámetro externo.

 

Otros factores que influyen en el caudal de agua pueden ser la viscosidad,  la densidad de la misma y la fricción del líquido al contacto con el tubo.

 

El cálculo del caudal de un sistema es realmente un elemento esencial para el correcto diseño así como del  óptimo funcionamiento del mismo , evitara todas esas preocupacioned de pėrdidas  o baja capacidad de riego en el sistema.